Frases pronunciadas en la Primera Reunión de la Sociedad “Propiedad y Libertad”

[Notas compiladas por Robert Grözinger]

Al comienzo de su discurso de clausura, Hans-Hermann Hoppe afirmó que la respuesta a la pregunta “cómo triunfar?” significa responder a la pregunta: ¿cómo conquistar a los jóvenes?

Él admite que no puede decir si vamos a triunfar, pero sí como se verá la sociedad cuando triunfemos – y esta es una visión que él cree que conquistará muchos jóvenes.

En un mundo de escaseces como el nuestro significa que habrá conflictos. Por lo tanto las reglas deben hacerse en cuanto a cómo utilizar estos recursos, y así resolver los conflictos.

Las reglas que la humanidad ha reconocido desde el principio son:

1. Cada persona se posee a sí misma.

2. La propiedad de algo vale para el primero que la utiliza.

3. El que usa su cuerpo para producir es dueño del producto.

4. La transferencia voluntaria de productos cambia la propiedad.

Seguir estas reglas conduce a la riqueza y a la vida civilizada.

¿Cómo hacemos cumplir estas reglas? Cómo mantener a raya a aquellos que no adhieren a estas reglas?

La respuesta liberal clásica: Esto, y solamente esto, es la tarea del Estado.

El estado tiene dos poderes singulares: el monopolio territorial de la toma de decisiones, y el monopolio territorial de los impuestos.

En general se acepta que los monopolios son malos para el consumidor. Pero casi nadie resuelve estas preguntas: ¿Porqué monopolios para la toma de decisiones y el cobro de los impuestos?

El estado puede producir no sólo “bienes” de calidad inferior, sino también “males”. Decisiones a su propio favor, y a un precio fijo.

Resultado: por ejemplo, los gastos para la defensa aumentarán continuamente. El estado es un protector expropiante de la propiedad.

Los liberales clásicos permitieron que esto sucediera, ya que se sumaron a los demócratas. Debido a que al momento todos los gobiernos eran monarquías, los Reyes tenían privilegios.

Los demócratas decían: cualquiera puede ser rey, presidente etc. De lo que no se daban cuenta es que esto no elimina los privilegios. En lugar de ser personales, son funcionales.

Ahora tenemos derecho público y derecho privado.

Las cosas son peores bajo una democracia. Un rey consideraba su país como su propiedad privada. Un cuidandero temporal, por otro lado, querrá maximizar sus ingresos a expensas del capital.

El argumento en contra es: la democracia es competencia. Sin embargo, la competencia es buena cuando se aplica a la producción de bienes. Pero no cuando se aplica a la producción de “males”, como es el caso en una democracia.

Los reyes llegan al poder por accidente de nacimiento, y pueden ser malos. Pero pueden ser buenos también. Sin embargo, los políticos consiguen llegar a los escalones más altos de la democracia si son malos, mentirosos o ladrones, o tienen mal carácter, etc.

Entonces, ¿cuál es la alternativa?

La alternativa debe ser una sociedad de derecho privado.

Tal sociedad haría uso de servicios especializados: seguros, arbitraje, y protección. Agencias privadas de defensa.

El precio de la protección tendería a caer y la calidad tendería a aumentar.

Ya no habría más sobre-producción de protección, etc.

El Seguro le indemnizará cuando algo le suceda a usted. Esto conduce a una mayor eficiencia en la prevención del crimen, en la recuperación de los bienes robados, y a que los autores del crimen paguen a las víctimas.

Las compañías privadas de seguros fomentarían el porte de armas, ofreciendo primas más bajas a aquellos que porten armas.

Las compañías de seguros son, por su misma naturaleza, defensivas. También insistirán en que sus clientes adhieran a una conducta defensiva. No habrá justicia por mano propia.

No habría “delitos sin víctimas” perseguidos como delitos.

No habrían cambios unilaterales y arbitrarios de las reglas.

Habrán regímenes jurídicos distintos. Un orden de agradable cordialidad con las compañías de seguros en el cual las agencias de arbitraje, arbitran.

Entre los jóvenes, ideas tales como estas tienen gran atractivo.

TRADUCCIÓN DE RODRIGO DÍAZ

About MisesColombia

Seguidor del gran Filósofo Libertario el Dr Hans-Hermann Hoppe
This entry was posted in Blog and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.