Desechemos las Leyes del Salario Mínimo

 Según artículo de Art Carden, publicado en Forbes.com 09.13.10, 12:00 AM ET 

Aumentar el salario mínimo horario parecería una buena idea, pero sólo ha logrado destruir empleos.

¿Quiere tomar en serio el aumento del empleo? Entonces es hora de darse cuenta de que la inversión gubernamental en programas de empleo es un enfoque equivocado. Sería mucho mejor eliminar obstáculos a las personas que quieren encontrar trabajo. Uno de esos obstáculos es el salario mínimo.

El efecto del salario mínimo es un ejemplo clásico de la Ley de Consecuencias No Deseadas. El salario mínimo crea desempleo: A precio por encima del mercado la gente querría suministrar más trabajo del que los empleadores desean contratar. El rechazo del salario mínimo tendría dos efectos. En primer lugar, crearía oportunidades de empleo, especialmente para los adolescentes, y la oportunidad de adquirir hoy una experiencia que se podría traducir en un aumento de ganancias en el futuro. En segundo lugar, enviaría un poderoso mensaje a los empleadores, empleados e inversionistas para que contraten e inviertan sin miedo al castigo.

La carga del desempleo recae principalmente sobre trabajadores jóvenes y sobre personas con pocas habilidades. El salario mínimo afecta a una gran cantidad de empleados menores de 25 años, que constituyen aproximadamente la mitad de la fuerza de trabajo con salario mínimo. Diecinueve por ciento de los adolescentes que recibieron salarios por hora ganaron el salario mínimo ó (por causa de trabajar en la agricultura o en una empresa familiar) inferior al mínimo. Sólo el 2% de los trabajadores contratados por hora, a tiempo completo, gana el salario mínimo o menos. El salario mínimo, en otras palabras, hace a los jóvenes inempleables, y además reduce la capacidad de percibir los ingresos necesarios de los trabajadores mayores, quienes normalmente trabajan tiempo completo, para mantener la familia.

Entre 2007 y 2009 el salario mínimo federal aumentó en un 41%, de $ 5.15 por hora a 7,25 dólares la hora. Las consecuencias han sido desastrosas: Según el Instituto de Políticas de Empleo en Washington, D.C., se han perdido aproximadamente 98.000 puestos de trabajo – una reducción de 6,9% del empleo de los trabajadores entre los 16 – 19 años de edad, en los estados afectados por las tres etapas de aumento del mínimo salarial impuesto por el gobierno federal. Ampliando la cobertura a los 32 estados que se vieron afectados parcialmente por el aumento del salario mínimo en tres etapas, la medida tuvo un costo de 114.000 puestos del empleo de los adolescentes.

Usted puede ver el efecto en los datos oficiales de empleo. Las estadísticas más recientes del gobierno muestran una tasa de desempleo del 9,7% en los hombres adultos y del 7,9% entre las mujeres adultas. La tasa de desempleo de los adolescentes, sin embargo, es de 26%. El desempleo de los adolescentes de raza negra es del 40%. “La tasa de sub-empleo” en Julio, la cual incluye a trabajadores desalentados en la búsqueda, y trabajadores a tiempo parcial, que les gustaría tener trabajo de tiempo completo, es del 16,5%. (Gallup la pone en el 18,4%.) La eliminación de obstáculos en el mercado del empleo reduciría esos números.

El aumento del salario mínimo entre 2007-09 ha tenido grandes efectos en muchos estados del Sur y de las Grandes Llanuras. Los datos recientes sugieren que el aumento salarial por dos años redujo el empleo de adolescentes en Tennessee en un 8,2% (6.365 empleos). Reversar el alza del salario mínimo federal (o su derogación total) creará nuevas oportunidades de empleo para los adolescentes en estas regiones; un crecimiento similar del empleo en el Noreste, Medio Oeste y en la Costa Oeste requeriría que se rechazaran otros salarios mínimos más altos vigentes a nivel estatal.

La eliminación del salario mínimo enviaría un mensaje económico fuerte y positivo. Mostraría a los inversionistas, empresarios y empleados que los políticos aprecian las leyes de la oferta y la demanda – y que la prosperidad viene de enjaezar la producción, y no de la redistribución de la riqueza.

Incluso un trabajo de bajo salario en la mayoría de los casos no late de empleo y los salarios no. Los defensores del salario mínimo argumentan que ganar al menos $ 7,25 por hora significa una declaración sobre el tipo de sociedad en que vivimos. Por desgracia, dicha declaración se traduce en: “No entendemos cómo funcionan los mercados competitivos.” Los defensores del salario mínimo pueden tener buenas intenciones, pero la gente sin empleo no puede comprar comida, ropa y techo con las buenas intenciones de los demás.

La derogación del salario mínimo puede crear un aumento permanente del empleo y la riqueza. No podemos decir lo mismo de los programas de gasto público del gobierno. Tome un pequeño ejemplo. El Gobierno Federal acaba de hacer disponible un subsidio de $ 300.000 a la ciudad de Hartselle, Ala. Ese dinero está destinado a ayudar a construir un restaurante Cracker Barrel. El dinero se supone que crearía hasta 200 puestos de trabajo. No se cuentan en este número de empleos creados: los empleos perdidos en otros restaurantes, cuando Cracker Barrel se lleve su clientela.

Los programas del Tío Sam no van a crear un aumento permanente de la actividad económica – o estimular la creación de puestos de trabajo con mucho poder de permanencia. A lo sumo, van a reorganizar los recursos y generar aumentos temporales de empleo en algunos sectores en detrimento de los demás. Iniciativas como estas también animarían a la gente a invertir en habilidades políticas para desamarrar el dinero del gobierno.

De los políticos no se puede esperar que entiendan las leyes de la economía. La eliminación del salario mínimo impulsaría los empleadores a contratar más gente. Sin embargo, si tendrán en cuenta que con un proyecto de calles con asfalto nuevo se logra una mejor sesión de fotos.

Art Carden es profesor asistente de economía y negocios en el Rhodes College en Memphis, Tennessee

Más sobre la creación de puestos de trabajo:

Bring On The Share Economy

Every Man (And Woman) An Entrepreneur

Import Job Creators

TRADUCCIÓN DE RODRIGO BETANCUR

About MisesColombia

Seguidor del gran Filósofo Libertario el Dr Hans-Hermann Hoppe
This entry was posted in Blog and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.